Corre

Casa no es casa sin el sentir. Me he vuelto experta en habitar lugares, residir, ocupar, pero no he podido llegar a casa; he aprendido a sentir eso en mí misma, pero a veces se esfuma como un dolor de vientre o el sabor malo que deja un cigarro. Corrí y no pude terminar mi viaje, me ganó el rock y ahora sueño con lo que no he podido concluir, como cosas académicas o las despedidas a mi padre. Corrí, porque tenía miedo, porque era muy joven y siempre me he manejado sola, pese a que se siente  bien tener la riendas de tu vida, muchas veces sueño con que mi madre me dijera   ¡Hey! despacio, te esperan cosas grandes, termina todo lo que haces hoy y después vete    Pero nadie me  lo dijo, nadie me advirtió, no es que me arrepienta, gracias a eso he aprendido, he conocido, he ganado experiencia, pero también gané mucho dolor, me perdí a mí y eso retumba como un loop por las paredes, me encontré y ahora sé en qué la cagué, me gustaría decirle a Mercedes de 18 años, que espere sólo unos meses más, que no se quiera comer el Mundo, ya que ella está hecha de él, está hecha de Mundos y Mundos, de letras, de pintura, de danza, de saberes, de pensares tan maduros y que hay todo un país esperándola. Hoy corrí y mi mente no se fue a ningún lado, sólo un sueño de reparar todo lo que no he tenido las agallas dé.

Anuncios

2 comentarios en “Corre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s