Té verde y agua simple

La soberbia, el hastío, los más profundo dolores musculares, el día gris cayendo sobre la casa, mi coraje sobre tus acciones y como justificas las de otros. El estómago me cruje y me duele la parte superior de la cara, del lado izquierdo. No sé cómo empezar el día cuando estamos así, cuando estoy tan molesta y tu tan absorto en tus pensamientos egoístas. No sé cómo se sigue en un día así, porque no seré yo quién te dé pauta para hablar, tienes que ser tú quién en tu silencio analice todo. Cada vez me cruje el estómago más fuerte y duro, cada vez me atoro más. Anoche no pude dormir, me invadieron y masacraron miles de pensamientos, estaba teniendo un ataque de ansiedad con los ojos cerrados. Pensé en todo lo que me preocupa, en todo lo que tengo detenido, en todo lo que hemos dicho para herirnos y en todo lo que sigues haciendo y qué no puedes cambiar, en todo lo que quieres controlar de mí y todo lo que permito que lo hagas por falta de fuerza. La casa se ve gris y no es sólo por la situación, el día está sin luz, casi parece que no inició con ganas, como yo, sin dormir y muchas cosas revoloteando en mi mente y corazón ¿no son lo mismo? Quizá. Tomé fuerzas para decirte lo que siento y tú encontraste la manera de hacerlo un problema, de los que avientas palabras y cosas y no me hablas después. Decidí que no voy a permitir que sigas haciendo esto, que si te digo que algo me molesta, me vas a escuchar, te guste o no.

 

 

 

¿Cómo se inicia el día sin té verde y agua simple?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s