Libro equivocado

Tanto tiempo me busqué en tus versos, busqué en ellos una razón a ese final, a la historia por completo. Busqué en cada párrafo y puntuación, minuciosamente deshice y rehíce tus textos, queriendo hallar el  porqué de la historia, el cómo y cuándo todo se deslizó entre mis dedos. Miraba ansiosa porque tus letras hablaran de mí, que me dijeran algo personal, que escribieran de las calles compartidas, las regaderas. No había nada mío ahí. Cuando regresé la mirada a mi cuaderno, hallé mil historias, todas acerca de mí, muchos abrazos y desahogo, estaba buscando en el libro equivocado.

Anuncios